Linkedin como buscador de empleo

Si tuviera que ponerme a definir qué es LinkedIn para mí, algunas de las respuestas que se me vienen a la cabeza son: un buscador de empleo, una plataforma para hacer contactos profesionales, una manera excelente de presentar mi currículum, una plataforma que permite comunicar mi marca personal, una herramienta de marketing, una red social, y un largo etcétera. Aunque las definiciones anteriores puedan considerarse como válidas, son parcialmente incompletas ya que, LinkedIn es todo lo anterior y mucho más.

Fuente: pixabay.com

  • Es una herramienta que te permite hacer una actividad física muy sana y, hasta rentable, el networking: a través de tres niveles de relación, te facilita, partiendo de tus contactos de primer grado, acceder al segundo grado -que es donde están la mayoría de las oportunidades-, en función de tus intereses profesionales. Cargo, sector, empresa, contactos en común… son datos nada despreciables. Recuerda que el 80% de los empleos se alcanzan a través de tu red de contactos. No te olvides de los “LION” (LinkedIn Open Networker), ni de los superconectores/as de tu red (+500) que te facilitan encontrar y conectar con otros profesionales que sean de tu interés en función de tus objetivos y estrategias. Y, como la herramienta tiene sus limitaciones, prueba a buscar desde Google con la fórmulasite:es.linkedin.com”, los resultados se incrementarán. No te quedes exclusivamente en el mundo de la red, es decir, la idea de generar contactos online es poder “desvirtualizarlos”, poder pasar al mundo físico, quedar con directivos de las empresas de tu interés, conversar con sus empleados -también con exempleados-, contrastar información de tus empresas y “contactos” objetivo… Prepara el terreno. Evita la “puerta fría”.
  • Puedes realizar un máximo de 5.000 solicitudes de contacto.
  • Tu red puede crecer hasta los 30.000 contactos (primer nivel).
  • Te permite mostrar -mejor, demostrar- tu expertise compartiendo contenidos (cerca del 90% de la red no lo hace), comentando, participando en debates en grupos, ofreciendo soluciones, preguntando…, en definitiva, aportando valor a las y los demás. Comunica tu propuesta de valor. “Que se entere el mundo”.
  • Te permite decir a los/as reclutadores/as que, aunque estás trabajando, no “le haces ascos” a una buena oferta, a través de la opción “Informa a los técnicos de selección de que estás interesado/a”. A partir de activar esta opción, los/as reclutadores/as –LinkedIn Recruiter– te verán como “abierto/a a oportunidades profesionales”, lo que hará que se incrementen tus posibilidades de recibir ofertas de empleo.
  • Te brinda la posibilidad de generar, fortalecer y comunicar tu marca personal. Compartir contenidos, colaboraciones, participar en debates, que te referencien y recomienden, que reconozcan tu valor…, te permite ir dando pasos de cara a posicionarte en tu sector. Ya no sólo buscas empleo -de manera activa y proactiva- y generas contactos (estrategias de empuje) sino que, también, atraes oportunidades, a través de estrategias que podríamos llamar de “seducción”. Deja huella -también en forma de emoción- en las personas que constituyan tu público de interés.

Visto lo anterior, la idea central de esta entrada pasa por indagar un poco más sobre las posibilidades que nos ofrece LinkedIn para buscar empleo. En este sentido, como veremos, comparte funciones con otros portales de empleo pero, a mi modo de ver, te ofrece muchas más alternativas, propias de una red social profesional, que te facilitan la implementación de tu estrategia de búsqueda/atracción de empleo. Veamos.

Hay que comenzar por informar a los/as Técnicos/as de selección de que estás interesado/a en buscar empleo, es decir, hacerles partícipes de tus intereses profesionales. Accede a la pestaña “Empleos” y, desde ahí, activa la opción de mostrar a los/as Tecnicos/as de selección que estás interesado/a en nuevas oportunidades laborales.

Esta opción también puedes activarla desde el “Yo” debajo de tu foto en la página de inicio de Linkedin. A continuación, selecciona “Ajustes y privacidad”. Ahora selecciona “Privacidad”. A continuación “Preferencias de búsqueda de empleo”.

También puedes acceder a modificar tus intereses de empleo desde tu perfil, en la sección “Tu panel”. Elijas la opción que elijas, una vez lo actives, aparecerás en el “radar” de Reclutadores/as y Head Hunters sin necesidad de explicitarlo en ningún apartado de tu perfil.

Es el momento de empezar a configurar tus intereses de empleo. Tienes una primera “caja” titulada “Nota para los técnicos de selección”. Aprovecha los 300 caracteres para tratar de “seducir” a los/as reclutadores/as. Es el lugar ideal para resaltar aspectos significativos de tu perfil y, por qué no, cuáles son las razones o motivos que te pueden “empujar” a un cambio de empresa. Recuerda que Linkedin, trata de no facilitar la información relativa a tus intereses de empleo a los usuarios/as de Recruiter de tu empresa, pero sí al resto. Sin embargo, LinkedIn avisa de que no te lo puede garantizar. Imagina que tu empresa subcontrata la selección de sus nuevos empleados a otra empresa; en este caso podrías aparecer en el “radar” de ésta. En este sentido y, siempre que vuestros intereses profesionales coincidan, podrán encontrarte con facilidad. Habrás de ir completando las distintas opciones de los diferentes apartados que te ofrece la herramienta. Recuerda que cuanto mejor y más ajustados estén los intereses que reflejas con los empleos que realmente buscas, mejores resultados te recomendará la herramienta. Si ves que los empleos que te sugiere no coinciden con tus intereses profesionales, has de revisar y ajustar los distintos apartados.

Una vez definidos tus intereses de empleo, haz click en el botón “Ir a empleos” y la plataforma te sugiere empresas en las que trabajan profesionales que forman parte de tu red de contactos.

Recuerda la importancia de tu red de contactos en tu proceso de búsqueda de empleo, y no olvides que la mayoría de los empleos -algunos lo estiman en torno a un 80%- se logran a través de nuestra red de contactos. Trata de “trabajar” tu red, ofrécete, aporta valor, pasa del 2.0 al 1.0, en definitiva, aplica en la red las mismas estrategias y “normas” que rigen las relaciones fuera de la misma. Sé agradecido, no avasalles, no pidas empleo… Opta por estrategias de atracción. No olvides que LinkedIn es, fundamentalmente, una red para establecer relaciones profesionales, que puedan suponer lograr objetivos profesionales. Aprovecha los contactos que ya trabajan en la empresa para que te recomienden y, así, reforzar tu candidatura.

Si, por ejemplo, hago click sobre la empresa Randstad, entre otros muchos datos, puedo ver, como ya he mencionado, los contactos que trabajan en ella, las ofertas de empleo que tiene en vigor e información, nada despreciable, sobre los empleados, en cuanto a dónde trabajan, el nivel de antigüedad en la empresa, el nivel educativo y, un dato muy interesante, las aptitudes que más se repiten. Estos datos te pueden servir para afinar tu candidatura tratando de alinearla con los requisitos de la empresa.

Incluso existe una caja de búsqueda en la que, por ejemplo, hemos introducido un cargo “Consultant”, y nos devuelve los resultados de ofertas de dentro de la empresa.

Así mismo y, tal y como vengo comentando, nos facilita el dato de los contactos que ya trabajan en la empresa y que nos pueden facilitar “la aproximación” a la misma.

Otra posibilidad de acceder a los empleos que oferta, en este caso Randstad, es utilizar directamente la búsqueda avanzada (haciendo click sobre la lupa), eligiendo la opción “Empleos” y aprovechando los filtros que te facilita la herramienta, en este caso he elegido “en mi red”, en empresa “Randstad” y en función laboral “Consultoría”. Obtengo 5 resultados de ofertas de empleo en las que, como ya hemos visto, tengo algún contacto que puede realizar, entre otras, labores de intermediación.

Otra funcionalidad más general es utilizar las dos “cajetillas” del buscador de empleo. Si por ejemplo introducimos en la profesión “Community Manager” y en la localización “Bilbao y alrededores”, vemos que la herramienta nos devuelve 3 resultados. En la primera oferta, por ejemplo, hay trabajando 6 de mis contactos que, tal y como he comentado con anterioridad, podría fortalecer mi candidatura o servir de nexo/puente para con la empresa. Además, como podréis comprobar, puedo aplicar una serie de filtros a la búsqueda: fecha, funcionalidades, empresa y nivel de experiencia. Así mismo, puedo ordenar los resultados tanto por relevancia (viene por defecto) como por fecha de publicación.

Otra opción interesante puede ser tratar de localizar empresas en las que aparezca un término concreto o de mi sector de interés: en este caso “Community Manager”, a fin de seguirlas y estar al día de todas sus novedades.

Otra opción que me ofrece LinkedIn es conocer al anunciante del empleo. En este caso pertenece a mis contactos de 2º nivel, por lo que tengo contactos en común que me pueden acercar a él o a ella (recomendar, hacer de intermediarios, entregar mi CV en mano, informarme sobre la empresa y el puesto, condiciones, etc.). Si tuviese cuenta Premium, podría enviarle un mensaje InMail.

LinkedIn también te permite crear y gestionar alertas de empleo. Por ejemplo, para una búsqueda de “Formador” en “Vitoria-Gasteiz y alrededores. España” (como se ve en la imagen, existen más filtros que se pueden aplicar al resultado), me permite generar una alerta e indicar tanto la vía de notificación como la periodicidad de la misma. Si fuese el caso, al lado de cada alerta de empleo, aparecerían los puestos nuevos. Presionando sobre éstos puedo conocer más detalles, postularme como candidato, etc.

¿Y si utilizo la búsqueda avanzada para acceder a aquellos responsables de los sectores de mi interés? Imaginaos que estoy interesado en trabajar en “Marketing” y utilizo varios filtros “Director Marketing” en cargo actual, “Vitoria-Gasteiz” en ubicación y marco mi segundo y tercer nivel de relación (que es donde realmente están la mayoría de las oportunidades, y que conforma, aproximadamente, el 99% de nuestra red de contactos). El resultado son 29 profesionales, con algunos de cuales (2º grado) tengo contactos en común que, como ya he mencionado, me pueden “allanar el camino”.

Si por el contrario, quiero saber cuántos contactos tengo en una determinada empresa -manteniendo el criterio “marketing”-, con los que tengo contactos en común, es decir, pertenecientes a mi segundo nivel, a los que puedo tratar de llegar a través de mi primer nivel, a fin de “acercarme” a la empresa, en este caso “El Corte Inglés”, veo que son 243 opciones a explorar.

Tal y como hemos visto a lo largo de la entrada, LinkedIn es mucha más que un clásico portal de empleo pero, también nos ofrece la posibilidad de utilizarlo como tal. Por resumir, las opciones que te permite son:

  • Para cada posición de empleo, te facilita los datos de los/as empleados/as de la empresa en cuestión que ya forman parte de tu red de contactos.
  • Utilizar filtros para tus búsquedas de empleo como empresa, cargo, ubicación
  • Seguir a la empresa que ofrece el empleo, y a otras empresas de tus áreas de interés.
  • Saber, en algunos casos, quién gestiona directamente la oferta y qué contactos tenéis en común, que puedan fortalecer tu candidatura.
  • Crear alertas de tus puestos de interés, y recibirlas cómodamente, con la frecuencia que elijas, en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.
  • Si un puesto ofertado está dentro de tus intereses profesionales, puedes solicitarlo de manera directa a través de la plataforma, en la opción “Solicitud sencilla” y cargar un currículum  en formato word o pdf.

¿Conoces otras opciones?, ¿nos las compartes?

Muchas gracias, como siempre, por leerme 😉

 

 

6 pensamientos en “Linkedin como buscador de empleo

  1. Pingback: El trabajo en tu bolsillo |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.